lunes, 13 de febrero de 2012

..."del hijo y del matrimonio"...Friederich Nietzsche...



“...Tengo una pregunta para ti solo, hermano mío. La voy a arrojar como una sonda dentro de tu alma, quiero saber cuan profunda es ésta.
Eres joven, y deseas  para ti  una mujer e hijos. Más yo te pregunto: ¿Eres un hombre al que sea lícito desear un hijo?
¿Eres el victorioso, el dominador de ti mismo, el dueño de tus sentidos, el señor de tus virtudes? ¡Tal es mi pregunta!
¿O hablan en tu deseo la voz de la bestia y de la necesidad? ¿O la soledad?  ¿O el descontento de ti mismo?
Yo quiero que  tu victoria y tu libertad ansíen un hijo. Monumentos vivientes debes erigir a tu victoria y a tu liberación. Un creador debes crear.
Matrimonio; así llamo yo a la voluntad de dos en orden a crear uno que sea más que quienes le crearon.
Pero lo que llaman matrimonio los superfluos, ¿cómo lo llamo yo?
¡Ay, esa pobreza de alma compartida por dos! ¡Ay, ese lamentable bienestar de dos! ¿Qué hijo  no tendría motivos para llorar por causa de sus padres? Muchas breves tonterías – a eso llamas amor- y vuestro matrimonio pone fin a muchas breves tonterías en forma de una estupidez única y prolongada. Casi siempre, un animal es adivinado por otro.
Vuestro amor debe ser una antorcha que debe guiaros hacia caminos más altos. Amargura hallaréis hasta en el cáliz del mejor amor. Algún día debéis amar por encima de vosotros  mismos. ¡Aprended, pues primero, a amar!..."

*Textos seleccionados de Friederich Nietzsche; Así habló Zarathustra, (1883), ED. Hyspámerica, BS. AS., 1982.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada